Como ser empresario en España y no morir en el intento

Vamos a dejar de lado la palabra emprendedor que está muy quemada y mejor hablamos del autónomo que con cierto criterio y cabeza y un buen plan bajo el brazo(que no sean peluquerías y bares por favor) con todo el cariño. Y se podría describir tal que así:

.- Llegan y se encuentran un Estado que a todo le pone pegas, licencias, permisos, tasas y autorizaciones. No puedes iniciar una actividad de forma provisional generando negocio, que poco inteligente por parte del Estado.

.- Qué quieren una cuota de seguridad social de autónomo ajustada y proporcional a los ingresos pero que a su vez querrán una pensión digna(la sorpresa quedará para el final).

.- Si se constituye como sociedad limitada paga más un autónomo que una persona física o una comunidad de bienes.

.- Hasta ahora un autónomo o mejor dicho nuevo autónomo con su cuota de seguridad social rebajada estaba tan contento pero cuando contrataba empleados le quitaban la reducción, no se entendía pero ahora con un “magnífico plan” innovador se va a a cambiar para que ese nuevo autónomo pueda contratar sin perder esos privilegios( autónomos de primera y de segunda, que bien).

.- Para contratar y por decirlo elegante, resumido y breve, olvidaos de contratar con costes baratos, es una leyenda urbana. Se bonifica al empleado contratado vía oficina de empleo con cierta antigüedad o con perfil menor de 30 años y mayor de 45 años. Si quieres hacer un fichaje de otra empresa para captar el mejor talento para tu empresa, no cuentes con la ayuda del Estado. Vamos que contratar a los mejores tiene un sobrecoste en este país, luego si se van fuera con mejores condiciones que alguno hay, nos lamentamos. Los costes laborables son iguales que en muchos países europeos, pero el reparto de obligaciones recae de forma mayoritaria sobre la empresa, con lo que las cotizaciones sociales parecen más un impuesto que una aportación a fondos de asistencia médica y futuras prestaciones y pensiones. Una rebaja de costes y un reparto más real adaptado a un modelo de transición dirigido a planes privados, haría valorar la formula del ahorro y el conocimiento real de las futuras pensiones. Y de propina si tienes un contrato bonificado te pasará a visitar la inspección de trabajo por ser sospechoso de pretender beneficiarte de ayuda públicas mientras dejan de mirar y actuar hacia otras “empresas” que siguen actuando al margen de la ley.

.- La reforma laboral solo ha servido para quitar, y perdón por la expresión, peso muerto, el sobrante que la máxima de la ley darwiniana marca, el fuerte sobrevive y el débil perece. Pero la reforma laboral no ha servido más que para enrocar en los juzgados de lo social – totalmente colapsados – y sucesivos tribunales incluido el Tribunal Supremo, desmontando teorías económicas con poca base. Una reforma que acaba en tribunales poca reforma efectiva es, cuando se duda de su legalidad.

.- Muchos esperaban que la reforma laboral mejorará:

La reducción de los costes de seguridad social.

Una simplificación de contratación. Pocos recuerdan que el Estatuto de los Trabajadores define todos los contratos como indefinidos y que las excepciones serían acciones o campañas puntuales, refuerzos sencillos de plantillas y contratación de temporada.

La mejora de un plan efectivo de colocación de empleo por parte por los servicios públicos, con políticas realmente activas, donde el paro fuera un período breve con una prestación mejorable y una ocupación cortoplacista.

Donde pactar despidos con trabajadores estuviera regulado y más fiscalizado para reducir los amaños de empresas y trabajadores para que estos últimos cobraran prestaciones de forma fraudulenta.

Que la prestación por desempleo o mal llamado paro, se pagara a quien lo necesita, no a empleados que han cobrado muy buenos sueldos pero que de ahorrar sabían poco. La prestación debe ser un “colchón” o una “transición” para encontrar un empleo. Es más lógico ayudar con una prestación a un mileurista que a alguien que cobraba 4500 euros netos al mes, pero así somos de generosos en España, vamos sobrados.

Creo recordar hace dos veranos, como idea de un ministro necesito de hacer caja, se saco de la manga un recargo mejorado, para las arcas públicas, en las cuotas de seguridad social, es decir lo que paga la empresa y también el autónomo, donde se paso de un escalado del 3%, 5%, 10% y 20% en función de los meses de retraso a un 20% por un simple día de retraso y nadie en las organizaciones empresariales, repito nadie se quejo, lógico por seguir recibiendo subvenciones. Es lógico no quejarse de quien te da de comer.

De propina la ley de apoyo al emprendedor quedó muy bonita en el BOE, sin efectividad y rentabilidad como se esperaba – de forma real para la economía de las pymes y nuevos emprendedores – y las startups que quieren crecer reciben de propina, penalizaciones con sus ampliaciones de capital, cuando son las pocas que generan innovación y empleo.

Las empresas quieren soluciones efectivas de microeconomía y cortoplacistas para poder generar empleo no powerpoints donde se explique que se le bajará el impuesto de sociedades el año que viene o que el iva sube o baja un punto, o que las retenciones suben o bajan en función de un año de elecciones.

Economía real con una acción real y con resultados reales, solo así mejorará la situación de las empresas y consecuentemente la contratación, el empleo, la reducción de gasto en prestaciones y una mejora real a pie de calle de la economía. Pero el plan que parece y sigue fomentándose es dejar de ser parado y hazte autónomo, perdón emprendedor, que te vamos a regalar el pack completo pero ojo que como dejes de pagar tus obligaciones te hacemos un traje a medida.

Bonita papeleta tendrá el nuevo gobierno que salga en noviembre 2015 pues como no afronte una profunda reforma de la seguridad social y de determinadas normas laborales que deben adaptarse al siglo XXI para bien o para mal, mientras Europa sigue pidiendo cambios estructurales y el futuro gobierno deberá ser valiente y realizar un nuevo pacto social donde el nuevo marco económico sin olvidar la justicia social lleve a dar un impulso a las empresas y una seguridad a los que piensan en una pensión que hoy por hoy no está garantizada con el actual modelo de recaudación y con la actual tasa de desempleo.

Sigo animando a quien tenga un buen plan lo lleve adelante pero por favor que se informe y asesore bien. Que planifique cada decisión y que piense poco en ayudas sino en trabajar mucho y bien.

Papá Estado se fue de casa hace tiempo.

Anuncios

Un comentario en “Como ser empresario en España y no morir en el intento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.