¿Malas leyes, peores reformas, malos ciudadanos?

Cuanta negatividad en un titular para empezar un post de un blog, pero entre tanto experto suelto y cuñado regalado, no se me ocurre otro título, lo siento, no volverá a ocurrir.

Las reformas siempre son necesarias, tanto si vamos bien como si vamos mal a nivel económico y social. El conformismo es malo y el creerse los mejores también. Dicho lo cual creo que debe hacerse mucha autocrítica entre todos los estamentos de la sociedad. Cada uno sabe de lo suyo aunque cada vez más – y más en España – sabemos más de todo gracias a Internet(el enemigo para muchos).

Tener buenos o malos gobernantes parte de lo que decidimos día a día como ciudadanos, no de castigar a uno o a otro con un voto dogmático o con un impulso emocional.  Las leyes cada vez son peores porque el ciudadano no participa de forma directa o indirecta. Y luego el populismo se explica y se entiende mal pues ciertos giros han confundido todavía más al ciudadano de a pie. Figuras como las organizaciones sindicales y empresariales deberían ser motor de cambio y en ocasiones aportan menos de lo que se espera de ellas, de asociaciones civiles o locales, agrupaciones y otros grupos empresariales/sociales no definen ni aportan ideas prácticas solo declaraciones exigiendo. Si no aportamos como ciudadanos individuales y colectivos poco podremos hacer cada cuatro años en una urna y esa queja tendrá un altavoz con sordina.

Si queremos reformas en el ámbito socio-laboral debemos alimentarlas desde el debate constructivo.

¿No pensáis que fomentar y alimentar que el ciudadano cree su actividad profesional como empleado autónomo no demuestra pocas luces o ideas o ganas de dialogo para construir un mercado laboral más sólido y fuerte?

Sin formación empresarial no podemos crecer como país y no solo de marketing e internet vive el nuevo autónomo, sin mínima gestión de su entorno empresarial no le damos a u nuevo autónomo más de un año de vida. Esa frase de: “Esto no me lo habían explicado” está muy gastada.

¿Reformar leyes como la de seguridad social complementarían y compensarían leyes que se quedaron a medias?

¿Cambiar el modelo de cotización para que se mejore la contratación laboral por las empresas no ayudaría a mejorar y dar estabilidad a un mercado de trabajo muy tocado? No se trata de cotizar más o menos sino cotizar mejor. ¿Cotizar por el salario? ¿No sería mejor cotizar por escala profesional? Si fijamos unos tramos hay una cosa que las empresas legalmente no podrán omitir que es una estructura de empresa, ni todos serían jefes ni todos serían operarios, pero claro para eso el empresario también debe formarse más y mejor.

¿Reformar los modelos de subvención a organizaciones sindicales y empresariales no ayudaría a que fueran más autocríticos y a mejorar sus fórmulas de financiación y su modelo de gestión alimentando que el ciudadano y las empresas se apoyaran más en esos modelos para tener voz y más repercusión social?

La reforma laboral se quedó a medias y tras prueba-error ya vemos que es más fácil despedir pero igual de caro que antes si se hace mal. Si se hace, mal jurídicamente hablando, porque siempre tendremos buenos y malos empleados y buenos y malos empresarios.

La negociación laboral colectiva parece demasiado, una mala copia de otra mala copia y se cubren las vergüenzas con excesivos brindis al sol perjudicando a las pymes y parando conflictos colectivos en las grandes organizaciones.

Creo que los profesionales del sector debemos tomar más iniciativa, más riesgos y más imaginación para conseguir unas relaciones laborales más sanas y más estables y no dejarlas a las decisiones de los tribunales.

Mal vamos como sociedad si cada ley se acaba poniendo en duda en un tribunal. Quizás el ciudadano no ha hecho sus deberes y en consecuencia sus gobernantes tampoco.

El nuevo empleado no existe……

Se habla mucho del mercado laboral y del entorno del empleado en relación a hace años donde las competencias estaban muy marcadas y donde hoy prima la polivalencia – según los “expertos” – , la adaptación al cambio y la gestión de las herramientas vinculadas al entorno digital. Pero si se pide un cambio al empleado ¿donde queda el cambio de las empresas? Las que no saben como evolucionar en modelos de gestión de hace 20 años, donde no gestionan buenas políticas de personal y donde no prima el sentido común.

Creo que el nuevo empleado no existe porque la empresa del futuro tampoco existe. Hace poco lo escuché en una conferencia donde se indicaba que en los próximos 30 años solo se salvarán el 25% de las empresas actuales ya que serán las que evolucionen en su gestión de los recursos – humanos, económicos y de operaciones – en relación al medio con el que trabajen día a día.

Quizás debemos hablar del trabajador polivalente y bien formado que se adapta al cambio como medida de garantizar su empleabilidad en diferentes ciclos de su vida laboral.

Por eso pongo en duda el perfil que se vende hoy por hoy del nuevo empleado. La crisis ha obligado a evolucionar, cual teoría darwiniana pero las empresas no se dan cuenta que si ellas tampoco cambian en sus proceso de toma de decisiones serán abducidas por un sistema que está evolucionando demasiado poco a poco y en nuestro caso en el Estado Español con un excesivo control legislativo intervencionista donde se bloquean esos procesos de cambio.

Creo que desde la empresa se debe trabajar más por el cambio sin esperar formulas mágicas de los gobiernos de turno sin ayudas ni subvenciones, aportando más desde el trabajo colaborativo. Para eso se debe mirar más uno hacia si mismo y no esperando que llegue la ayuda de fuera.

 

No sin mi pensión

He leído un titular preocupante, no era desconocido,revisado de otros artículos que han ido hablando en los últimos meses de una situación cuanto menos preocupante – y me quedaré corto usando ese adjetivo calificativo. Me refiero de las pensiones, del temible escenario que se plantea a corto plazo – en unos cuatro años – de reducir la cantidad de la pensión o aumentar el gasto público y repercutirlo al ciudadano.

Se habla de que con un desfase o déficit de 15.000 millones de euros poco margen para arreglarlo nos queda, pues se deberá generar tal cantidad de empleo que ni en las mejores épocas de la burbuja inmobiliaria se nos ha planteado. Con todo esto el escenario es preocupante desde diversos puntos de vista y tras tener varios datos a la mano llego a las siguientes conclusiones:

.- nos podemos despedir de una futura rebaja de las cotizaciones a la seguridad social por parte de la empresas, en un formato generalizado, para incentivar la contratación incluso aplicando mejoras laborales independientemente del nuevo gobierno que salga.

.- las empresas verán aumentada sus obligaciones tributarias.

.- el Estado como tal, en global, incluyendo todas las AA.PP. no mejoran en su gestión de recursos propios inflando presupuestos a costa de repercutirlo al ciudadano.

.- creo queda claro que hacen falta más funcionarios – médicos, policías, maestros y similares – y sobran funcionarios – aux.admtvos. para atender a determinados jefes de negociado, asesores a dedo y nuevos departamentos creados para no se sabe bien el qué. La voluntad de una mejora en la gestión de los recursos públicos debería ser una realidad palpable y no se percibe.

.- Qué la empresa pública roba empleados a la privada con una burbuja salarial se sabe de aquí a Santander pero no lo hagamos tan descarado por favor,gracias.

.- no se recorta ni uno de los privilegios que tienen determinados políticos, no se estructuran los sueldos de cargos públicos de alto rango para fijar un ranking adecuado y adaptado a la realidad del país.

.- preocupa que la deuda pública siga creciendo simplemente para cumplir un programa político a costa de generar agujero que pagarán los que vengan detrás.

.- inquietante el nivel de mala gestión que se detecta en determinadas áreas de las AA.PP. donde es muy difícil cambiar determinados hábitos simplemente para mejorar la productividad y poder servir mejor al administrado. Lamentablemente existiendo buena gestión no se usa de modelo útil para aquellas que no saben o no quieren ver que el dinero que administran no es suyo.

.- alguno me llamará liberal si digo que empecemos a incentivar los planes de pensiones privados, pero no lo voy a decir. Mejor no seguiré ese camino.

La reflexión debe ir hacia tres pilares: recortes en lo superfluo, mejora de gestión de las AA.PP. y sus presupuestos y crear nuevo mecanismo de cotizaciones(computando todos los años de la vida laboral para el cálculo de la pensión, cambiar condiciones jubilación permitiendo mejor flexibilidad, generar un modelo mixto entre el actual y el austriaco – se deben garantizar pensiones dignas pero las mejoras de las mismas no debe soportarlas todas el empresario).

¿Qué sentido tiene cotizar para una pensión sobre los salarios reales percibidos si el día de mañana no se recibirá la pensión en base a los rendimientos generados? Parece que en el contrato con el Estado alguien está incumpliendo algo. y eso tiene un nombre. 

El próximo gobierno – el que sea – tiene como obligación sentarse con todos los agentes sociales, expertos y demás para generar un nuevo escenario donde se garanticen las pensiones, unas pensiones, las más dignas posibles. De no ser así se quebrará el Estado del Bienestar por la parte más perjudicada, dado que no le encontrará el sentido al esfuerzo de aportar al fondo común, cuando el contrato social se incumple y además se hace todo lo posible para gestionar de forma muy arriesgada los fondos públicos sin provisionar fondos que garanticen dichas pensiones.

¿Qué bienestar pretendemos si no somos capaces de tener unos mimbres mínimos donde la balanza de ingresos y gastos se ajuste como si fuera una empresa privada?

Trabajar sin una pensión garantizada sabemos lo que puede generar. Mientras tanto usamos la cortina de humo. Esperemos que las brasas no nos quemen.

Carta de reyes magos para empresas y trabajadores

Si los Reyes Magos pensaran en las empresas y en los trabajadores igual la lista de deseos podía ser algo parecido a esto:

1.- Empresas que puedan iniciar su actividad sin esperar meses a permisos y licencias. Antes se inicia un negocio, antes se reactiva la economía.

2.- Trabajadores que tuviesen más trabajo de calidad, con mejores condiciones y mejores resultados.

3.- Que no se cambien contratos a empleados por cuenta ajena por falsos autónomos – freelance es más cool – con la excusa de los costes de seguridad social y otras jugadas legales.

4.- Que se destinara una parte del sueldo a mejorar la pensión,a elección del trabajador. Y garantizar pensiones mínimas más dignas.

5.- Que el coste de seguridad social no fuese vinculado al sueldo recibido en la nómina sino a la categoría profesional.

6.- Que la formación bonificada no sea el motivo vital para usar la formación sino la consecuencia de hacer mejores a los empleados.

7.- Que la Inspección de Trabajo investigara de oficio las ofertas de empleo publicadas por debajo de salarios mínimos y contrarias a la ley.

8.- Que se permita la contratación de trabajadores extranjeros no comunitarios, creando una tarjeta provisional. El Estado ya ingresaría mientras se revisa la tarjeta definitiva. Se acabaría con la excusa de esperar 6 meses para un permiso de trabajo y contra el trabajo ilegal.

9.- Simplificar las contrataciones y dejar de engañar a los empresarios con falsas promesas de bonificaciones que a la mínima que incumplen se les reclaman cotizaciones más 20 por ciento de recargo y una inspección de trabajo.

10.- Que cuando haces denuncias a la Inspección de Trabajo se actúe de forma eficiente y no exclusivamente cuando tiene repercusión en la prensa.

11.- Que vuelva el contrato de lanzamiento de nueva actividad – vinculado a nuevas líneas de negocio o nuevos centros de trabajo. Antes se usaba y daba cierta estabilidad durante 2/3 años.

12.- Poner control al contrato temporal limitando su uso con una lista cerrada. Todo sería más fácil y la polémica del contrato único quedaría en nada.

13.- Que las empresas en España se animen más a firmar convenios de empresa y que aquellos sectores que no tienen convenio colectivo lo tengan para mejorar las relaciones laborales.

14.- Y por favor que dejen de usar las estadísticas de empleo y desempleo para atacarse entre los diferentes partidos políticos. Con el pan de la gente no se juega. Un poco de dignidad.

Y en general que tanto pequeños autónomos, pymes, empresas en crecimiento y todos los empleados puedan mejorar en este año 2016.

Como entender una nómina(me lo pide @Yoriento ) y no me puedo resistir

Tras ver este tweet de @Yoriento la curiosidad me ha podido por mi deformación profesional y digo voy a entrar a ver en que me sorprende el post y cuando leo veo muchas cosas, que estando resumidas, dan algo de luz pero hay otras que pueden generar muchas dudas a emprendedores que se creen saben de todo, a pequeños empresarios y a otros no tan pequeños y además confundir mucho o poco a los trabajadores que son los que sufren muchas leyes y todos confundidos porque falta mucha docencia para explicar que toca y no toca a un trabajador por cuenta ajena.

Y bueno llega el momento de destripar un poco el post, pero con cariño eh!!, no entraré en temas legales con referencia legal ni BOE ni enlace a norma alguna pues se pretende desmontar algunas cuestiones que pueden llevar a unos errores que pareciendo sencillos pueden provocar graves problemas económicos y quizás más al empresario que al propio trabajador, que es al que va dirigido el artículo en cuestión.

Allá vamos:

1.- El ejemplo del pantallazo de la nómina ya genera dudas legales porque reflejar horas extraordinarias siendo legal hay que explicar con mucho cuidado y sólo cabe un caso con cierta salida jurídica digna cuando la inspección de trabajo nos pregunte por ello. La propia fuerza mayor deberá ponerse en conocimiento de la autoridad laboral pero las horas extras como tales, las de puntas de trabajo, no se deben ni pueden reflejar.Sí, es un contrasentido. Pues aunque el Estatuto de los Trabajadores señala que se podrán hacer hasta 80 horas al año, cuando tienes una Inspección de Trabajo eso queda desmontado en dos segundos con la frase: “Contrate más personal”.

2.- Sobre las gratificaciones extraordinarias, son dos pagas extras al año Diciembre o de Navidad y la que llamamos de verano que generalmente se abona en julio, aunque muchos convenios la abonan en junio.

3.- En el punto e se ha mezclado salario en especie con el plus de kilometraje que generalmente viene regulado y en su defecto se remite al Estatuto de los Trabajadores pero una cosa será devengo salarial y luego extrasalarial pero el salario en especie no engloba el plus de kilometraje.

Podemos resumir como salarios en especie:

– Uso de vivienda de la empresa.
– Complemento de manutención.
– Pago o suministros, transporte gratuito, etc.
– Pago de primas de seguro en beneficio del trabajador, a cargo de la empresa.
– Uso de automóvil de la empresa.
– Uso del garaje.

No entramos en más detalles legales para no dormir al personal.

4.- En el punto f se vuelve a confundir ciertos términos, hablamos de forma conjunta de indemnizaciones y suplidos. Hablar de ahí dietas es my peligroso o de kilometraje – con la última reforma el plus de kilometraje cotiza a la seguridad social. De las dietas es para un capítulo aparte, se evitan salvo un correcto uso y control por parte de la empresas, dado que ni cotizan a la seguridad social ni tributan en materia de IRPF lo que lleva a que tengan un tratamiento muy muy especial, pues la sospecha estará ahí por parte del seguimiento que los inspectores de trabajo puedan dar a dicho dato.

5.- En el punto g se vuelve a generar una confusión y se mete en un mismo saco dos conceptos, las prestraciones de la seguridad social con otras retribuciones compensatorias como es la de traslado……y ¿suspensión??…………….¿ de qué?

6.- Cuando se habla, dos párrafos antes de deducciones a la seguridad social sobre el prorrateo del salario y su tributación, parece más lapsus, porque la nómina del post lleva las pagas extras prorrateadas y por lo tanto la operación matemática es sencilla, pero decir que cuando las pagas extras se abonan fuera de nómina mensual no tributan para IRPF es muy delicado, no así en seguridad social que si se prorratea. La estimación del salario mensual proyectado hasta fin de año nos dará el porcentaje a aplicar como descuento en materia de IRPF que muchos españoles, sufren y se quejan y no lo entienden. En definitiva, importante tener en cuenta las retribuciones mensuales y las superiores al mes para el cálculo del porcentaje a deducir en materia de IRPF. Puede darse el caso que el salario el mes de octubre es uno y en noviembre se sube el sueldo al empleado y cuando se calcule la paga extra de diciembre aumente el porcentaje de IRPF al revisar al alza las retribuciones sujetas a retención.

7.- Volver a hablar en deducciones de seguridad social de las horas extraordinarias es muy delicado y peligroso, ya lo hemos comentados y menos de las “horas voluntarias” ,mucho cuidado porque es casi una autodenuncia. Recuerdo un caso hace más de 15 años donde se tuvieron que cotizar dichas horas extraordinarias tras una comprobación horaria por una actuación de Inspección de Trabajo en un centro de trabajo de una empresa.

8.- Mi última apreciación sería añadir al artículo un párrafo mencionando que a efectos informativos desde hace ya varios meses al pie del recibo de salario o nómina, se debe reflejar el coste detallado en materia de cotizaciones a la seguridad social, que supone el trabajador para su empresa. Existen ya programas de gestión que lo venían aplicando como una opción en su transparencia diaria pero desde hace ya meses es obligatorio detallar el coste de seguridad social en sus diferentes partidas. Personalmente es información de poca utilidad porque no creo un trabajador tenga mala conciencia por saber lo que le cuesta a su empresa, quizás hace ver que los altos costes merman sus reclamaciones salariales o dan un toque de transparencia en las relaciones laborales.

Para finalizar, solo mencionar al editor del post, Marcos te pido perdón, que no he querido destrozar tu trabajo sino poner más luz donde hay oscuridad porque ya sabemos que este país está lleno de cuñados que saben de todo y poco especialista. Los empresarios no entienden los costes tan elevados, y con razón, y los empleados se quejan de no saber o entender muchas cosas, pero siempre digo que uno debe preocuparse por sus derechos y entre ellos está el conocer un documento que a tantos millones de españoles preocupa a final de mes.

Bueno Alfonso, he intentado dar una pequeña pincelada…..para dar más luz a quien lo necesita y gratis que para eso compartimos en red. Nos vemos pronto en algún evento.

Firmado: un autónomo profesional con 20 años como Graduado Social colegiado y empresario accidental como suelo definirme.

Como ser empresario en España y no morir en el intento

Vamos a dejar de lado la palabra emprendedor que está muy quemada y mejor hablamos del autónomo que con cierto criterio y cabeza y un buen plan bajo el brazo(que no sean peluquerías y bares por favor) con todo el cariño. Y se podría describir tal que así:

.- Llegan y se encuentran un Estado que a todo le pone pegas, licencias, permisos, tasas y autorizaciones. No puedes iniciar una actividad de forma provisional generando negocio, que poco inteligente por parte del Estado.

.- Qué quieren una cuota de seguridad social de autónomo ajustada y proporcional a los ingresos pero que a su vez querrán una pensión digna(la sorpresa quedará para el final).

.- Si se constituye como sociedad limitada paga más un autónomo que una persona física o una comunidad de bienes.

.- Hasta ahora un autónomo o mejor dicho nuevo autónomo con su cuota de seguridad social rebajada estaba tan contento pero cuando contrataba empleados le quitaban la reducción, no se entendía pero ahora con un “magnífico plan” innovador se va a a cambiar para que ese nuevo autónomo pueda contratar sin perder esos privilegios( autónomos de primera y de segunda, que bien).

.- Para contratar y por decirlo elegante, resumido y breve, olvidaos de contratar con costes baratos, es una leyenda urbana. Se bonifica al empleado contratado vía oficina de empleo con cierta antigüedad o con perfil menor de 30 años y mayor de 45 años. Si quieres hacer un fichaje de otra empresa para captar el mejor talento para tu empresa, no cuentes con la ayuda del Estado. Vamos que contratar a los mejores tiene un sobrecoste en este país, luego si se van fuera con mejores condiciones que alguno hay, nos lamentamos. Los costes laborables son iguales que en muchos países europeos, pero el reparto de obligaciones recae de forma mayoritaria sobre la empresa, con lo que las cotizaciones sociales parecen más un impuesto que una aportación a fondos de asistencia médica y futuras prestaciones y pensiones. Una rebaja de costes y un reparto más real adaptado a un modelo de transición dirigido a planes privados, haría valorar la formula del ahorro y el conocimiento real de las futuras pensiones. Y de propina si tienes un contrato bonificado te pasará a visitar la inspección de trabajo por ser sospechoso de pretender beneficiarte de ayuda públicas mientras dejan de mirar y actuar hacia otras “empresas” que siguen actuando al margen de la ley.

.- La reforma laboral solo ha servido para quitar, y perdón por la expresión, peso muerto, el sobrante que la máxima de la ley darwiniana marca, el fuerte sobrevive y el débil perece. Pero la reforma laboral no ha servido más que para enrocar en los juzgados de lo social – totalmente colapsados – y sucesivos tribunales incluido el Tribunal Supremo, desmontando teorías económicas con poca base. Una reforma que acaba en tribunales poca reforma efectiva es, cuando se duda de su legalidad.

.- Muchos esperaban que la reforma laboral mejorará:

La reducción de los costes de seguridad social.

Una simplificación de contratación. Pocos recuerdan que el Estatuto de los Trabajadores define todos los contratos como indefinidos y que las excepciones serían acciones o campañas puntuales, refuerzos sencillos de plantillas y contratación de temporada.

La mejora de un plan efectivo de colocación de empleo por parte por los servicios públicos, con políticas realmente activas, donde el paro fuera un período breve con una prestación mejorable y una ocupación cortoplacista.

Donde pactar despidos con trabajadores estuviera regulado y más fiscalizado para reducir los amaños de empresas y trabajadores para que estos últimos cobraran prestaciones de forma fraudulenta.

Que la prestación por desempleo o mal llamado paro, se pagara a quien lo necesita, no a empleados que han cobrado muy buenos sueldos pero que de ahorrar sabían poco. La prestación debe ser un “colchón” o una “transición” para encontrar un empleo. Es más lógico ayudar con una prestación a un mileurista que a alguien que cobraba 4500 euros netos al mes, pero así somos de generosos en España, vamos sobrados.

Creo recordar hace dos veranos, como idea de un ministro necesito de hacer caja, se saco de la manga un recargo mejorado, para las arcas públicas, en las cuotas de seguridad social, es decir lo que paga la empresa y también el autónomo, donde se paso de un escalado del 3%, 5%, 10% y 20% en función de los meses de retraso a un 20% por un simple día de retraso y nadie en las organizaciones empresariales, repito nadie se quejo, lógico por seguir recibiendo subvenciones. Es lógico no quejarse de quien te da de comer.

De propina la ley de apoyo al emprendedor quedó muy bonita en el BOE, sin efectividad y rentabilidad como se esperaba – de forma real para la economía de las pymes y nuevos emprendedores – y las startups que quieren crecer reciben de propina, penalizaciones con sus ampliaciones de capital, cuando son las pocas que generan innovación y empleo.

Las empresas quieren soluciones efectivas de microeconomía y cortoplacistas para poder generar empleo no powerpoints donde se explique que se le bajará el impuesto de sociedades el año que viene o que el iva sube o baja un punto, o que las retenciones suben o bajan en función de un año de elecciones.

Economía real con una acción real y con resultados reales, solo así mejorará la situación de las empresas y consecuentemente la contratación, el empleo, la reducción de gasto en prestaciones y una mejora real a pie de calle de la economía. Pero el plan que parece y sigue fomentándose es dejar de ser parado y hazte autónomo, perdón emprendedor, que te vamos a regalar el pack completo pero ojo que como dejes de pagar tus obligaciones te hacemos un traje a medida.

Bonita papeleta tendrá el nuevo gobierno que salga en noviembre 2015 pues como no afronte una profunda reforma de la seguridad social y de determinadas normas laborales que deben adaptarse al siglo XXI para bien o para mal, mientras Europa sigue pidiendo cambios estructurales y el futuro gobierno deberá ser valiente y realizar un nuevo pacto social donde el nuevo marco económico sin olvidar la justicia social lleve a dar un impulso a las empresas y una seguridad a los que piensan en una pensión que hoy por hoy no está garantizada con el actual modelo de recaudación y con la actual tasa de desempleo.

Sigo animando a quien tenga un buen plan lo lleve adelante pero por favor que se informe y asesore bien. Que planifique cada decisión y que piense poco en ayudas sino en trabajar mucho y bien.

Papá Estado se fue de casa hace tiempo.