Si no lo veo no lo creo

Lamentablemente una de las personas que debe dar un mayor ejemplo de cordura, rectitud y honradez deja un hilo en suspenso y una presunción que aunque de inocente, muchos ya la ponen en duda. Se trata de Carlos Divar, presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), creo que todos o en general la mayoría ya sabrán de quien estoy hablando y de la noticia que ha ocupado unos cuantos titulares, si no los sabéis aquí tenéis unas pinceladas tomadas de algunos diarios: elmundo , elpais , lavanguardia , donde se pueden poner al día con algunos artículos.

Lo importante en toda la noticia para mi no es si es o no inocente(eso que lo diga la justicia), si dimite o no dimite(decisión que hoy sábado puede se tome en un pleno extraordinario del CGPJ), sino el hecho o mejor dicho los hechos que dejan en entredicho a una de las personas con uno de los cargos más importantes en nuestra democracia. ¿Por qué se ha llegado a esta situación? Falta de comunicación y de información por el Jefe o Responsable de Prensa de ambas instituciones(CGPJ Y Tribunal Supremo), los silencios que han alimentado aun más las sospechas y el manejar de forma algo impropia una situación tan difícil para la imagen de un estamento con tanta importancia para que nuestra democracia funcione.

Lo peor no es la persona que lo representa sino la imagen que deja sobre las instituciones que representa. Hasta ahora con todos los problemas que tiene España se había quedado al margen pero al final ha saltado la noticia y el escándalo la ha salpicado – no digo que los hechos sean o no ciertos – simplemente que se ha puesto en boca de muchas tertulias la persona de un organismo que es referente en la justicia de un país y que marca para bien o para mal el devenir de nuestra sociedad.

¿Que pensaremos los ciudadanos cuando nombren esas instituciones, que nos vendrá a la mente? Seguro que algo más que doctrina y jurisprudencia, saldrá por encima de todo el nombre de su presidente y eso ni es bueno para este país ni para la institución que representa.

El daño puede ser medio reparable o bien puede acabar de hundir nuestra democracia pero lo que no se puede permitir es que la gente siga dudando de él. O bien se abre una investigación o bien se dimite, la verdad siempre prevalece, pero el silencio condena a su dueño.

Lo peor de todo esto es que el otro día escuché un comentario diciendo que todo el ruido de sus gastos y dispendios resulta que es solo para tapar algo mayor y que no se puede decir por aquí para no ser demandado.

Hoy sábado o quizás en breve se aclare o se nuble más este problema, crucemos los dedos. Este país no puede soportar más esta situación.

Anuncios

Esperando al #20-N, #15M, #revolución o #involución

manifestación

Tras empezar a escuchar y leer ya días de previas “chinitas” políticas entre los dos partidos mayoritarios en España – simil futbolístico a una liga de fútbol de dos(Barça y R. Madrid) , salvando las distancias, nos encontramos ya en el momento en que los representantes de los partidos hacen comparecencias, ruedas de prensa, entrevistas y se calientan motores para un otoño muy caliente. La economía centra la tensión – por encima del terrorismo y la crispación política -, que si la crisis es culpa de unos, que si la herencia viene de lejos, que si prometo tantos puestos de trabajo, y más propuestas que siguen y seguirán cayendo con la duda del contrario si el que propone lo podrá llevar a cabo.  Desde el jueves ocho de septiembre ya se puede tener acceso publico a la declaración de bienes de diputados y senadores, no creo que cambie eso mi concepto sobre la clase política, solo genera un punto de transparencia, necesario en cualquier democracia con un mínimo de sentido común y madurez.

Pero sigo creyendo que gane quien gane el famoso #15M seguirá siendo una hermosa utopía que si no es recogida por algunos grupos minoritarios, no cuajará y lo peor de todo esto es que alguno de los partidos llamados mayoritarios, se está apropiando por puro caza del voto de ideas promovidas por el movimiento del #15M, desde aqui ánimo a este movimiento que todas estas ideas de gestión y/o políticas las registre a través de una asociación de afectados o como se pueda jurídicamente plasmar para evitar que les roben la propiedad intelectual de dichas ideas.

Creo que el día 21 de Noviembre, todos nos levantaremos pensando que se habría podido hacer más. Creo que queda mucho camino, si no se consigue desde un nuevo partido político o una asociación de asociaciones del 15M que aglutine todas las ideas y se vayan promoviendo por recogida de firmas, para bien modificar legalmente o bien suprimir determinados aspectos que afecten a las propuestas que se vinieron haciendo desde el llamado consenso de mínimos.

Lo siento por los muchos que creimos que esto iba a cambiar, me gustaría creerlo pero no será el día 21 de Noviembre del 2011. Otro día será……