Mi experiencia en #candidatosCAIB


Pasadas más de 24 horas del evento y teniendo en cuenta que a pesar de sentirme cómodo en las redes sociales, quedó muy patente que no es lo mismo escribir a un político en una red social que tenerlo cara a cara, creo que el evento salió bastante bien. El ánimo era bueno pero tenso, a medida que llegaban los candidatos y nos íbamos saludando, las distancias cortas ayudan sin lugar a dudas, todo iba tomando forma, fuimos tomando nuestro sitio y los nervios eran más para la organización por la “sorpresa” de la presencia de la prensa tradicional en el evento, cuando en el evento del 2011, según me comentaron, se les convocó y ni contestaron para decir que no podían acudir, en especial las televisiones, acudiendo muy pocos medios.*

Para no soltar una parrafada sosa y aburrida – y en política más – resumiré en unas breves menciones imitando un tweet de lo que aprecié y entendí durante el evento.

1.- Estuvo bien organizado y moderado, se comenzó en tiempo y se cumplió el guión, la seriedad ante todo para que luego se piense que en las RRSS están solo “unos frikis”.

2.- La tensión inicial con las primeras preguntas cambió a medida que funcionaba la ronda de los “preguntones”, tanto para nosotros como para ellos.

3.- A los políticos les costaba contestar con un si o un no.

4.- Aprovecharon las respuestas para intentar lanzar alguna crítica.

5.- Los políticos ganarían más votos acercándose más al ciudadano desde el minuto uno de una legislatura. En las distancias cortas aprecias muchas más.

6.- Los “preguntones” al menos por la parte que me toca, vimos mucha paja en los programas electorales.

7.- El político casi siempre tiende a criticar lo ajeno más que a crear ideas y acciones, en el acto se contuvieron por razones de guión y tiempo, limitando la extensión de la respuesta se mejoraba su calidad.

8.- Las redes sociales, siguen siendo la asignatura pendiente de los políticos en general, aunque se van viendo ciertos avances. Es un buen instrumento para socializar con los ciudadanos, de forma útil, si se sabe usar.

9.- Nos quedamos con ganas de más preguntas, si los políticos supieran las que no se pudieron preguntar, una hora más de preguntas y a saber que hubiese pasado.

10.- Las redes sociales ayudan a tener más información y en concreto, sobre programas políticos y candidatos, ese valor debe ser tenido en cuenta tanto por el propio ciudadano como el candidato y por el seguimiento que los medios de comunicación hacen de ello.

Acabaré con un mención a la foto que algunos habéis visto publicada en los medios de comunicación y en las redes sociales, donde en primera línea estaban los candidatos y en la tarima o estrado – por encima de ellos-  “los preguntones” (nos ha quedado creo el adjetivo), el simbolismo era significativo: el ciudadano por encima de sus futuros gobernantes para que nadie olvide que quien pone y quita gobiernos son los ciudadanos, más que nada para no olvidar el artículo 1.2 de la Constitución Española: La soberanía nacional reside en el pueblo español, del que emanan los poderes del Estado.

*Revisado día 14-5-2015 a las 7:09 horas

Anuncios