#spanishrevolution y #reflexión y algo más

Me pregunto si a estas horas, cuando ya finaliza la jornada de reflexión y algunos están más pendientes de si su equipo de fútbol baja o no, ya habremos reflexionado sobre todo lo que está pasando por delante de nuestros ojos, me gustaría pensar que sí, me gustaría creerlo, me gustaría ver que dentro de un año cuando las elecciones sean por la elección de un nuevo gobierno, veamos la figura de uno o nuevos partidos – inevitable – si queremos que todas estas acampadas, actos, protestas, manifestaciones tengan un efecto deseado. No pensemos en cambiar este sistema capitalista en asambleario o cooperativista desde fuera, no pretendamos que desaparezcan todos los partidos políticos actuales. Tampoco creamos que la mayoría de la gente esté a favor de esta revolución. Hay mucha gente que no quiere perder sus privilegios o que simplemente cree que ellos ya hicieron su revolución, ahora el esfuerzo depende de otros, de aquellos que un día nacimos con la fecha de caducidad de una dictadura, que nos dieron casi preparada y masticada la democracia cuando empezabamos a estudiarlas en nuestros libros de texto de la escuela y que veíamos como España entraba en la Unión Europea, luego veíamos que ya nos sentíamos bien europeos con las olimpiadas y la expo del 92, y que pensabamos que tras los despilfarros y abusos de los amiguisimos del PSOE y posterior entrada del PP se iba a arreglar todo, luego vino el euro – eso merece un post especial – pensabamos ahora esto irá genial y luego cuando todo era maravilloso y tras ver un 11-S  y un 11-M, la debacle llego en forma de plaga bíblica,  una quiebra casi del sistema, los bancos lloran a los gobiernos, la gente desconcertada y el Estado endeudado, las familias más, oh desastre. La confianza de los bancos se derrumba, lo que antes valía mil no vale tanto, creíamos que todo era perfecto que seríamos siempre clase media acomodada con ganas de ser algo que no podíamos alcanzar amparados en un consumo sobrevalorado – que bien nos sentíamos con eso – , el dinero casi todo lo puede, casi todo. Pero claro no contábamos con el riesgo que suponía tener un euro fuerte y prestar dinero a nuestro amigo de EEUU para que hiciera locuras con él, que negocio montado, luego lo que presto volverá con ganancias, fatal error, eso no fue así, porque al otro lado del charco la cosa aun era peor – pero mucho peor. El sistema capitalista en sí no es malo, quien con su esfuerzo consiga más se lo merece, pero luego que aporte a la sociedad en forma de impuesto. No creo que a estas alturas 47 millones de españoles queramos vivir en forma de comuna, trabajar como cooperativa y usar el trueque en lugar de moneda de curso legal.

Muchos cambios deberán pasar para que esta reflexión tenga un final que muchos pretendemos. Que queremos cambiar la ley electoral, pues lo hacemos, que queremos que los políticos no cobren pensión vitalicia por pocos años de trabajo, pues lo hacemos, que los bancos paguen por su avaricia, pues nacionalizamos la banca como en Islandia, pero también habrá que tener en cuenta muchas otras cosas para que esto funcione: no pretender que el Estado me subvencione todo, que se persiga tanto al trabajador y al empresario en la economía sumergida, que se fiscalice mejor la prestación y el subsidio que se da al parado – sin formación de 8 horas diarias no cobras -, que desaparezca tanto subvención fraudulenta, que consigamos que los mayores defraudadores del sistema – los ayuntamientos – sean auditados a fin de no estar pidiendo dinero a las CC.AA. ni a la Administración central, que consigamos cambiar nuestros sistemas de pensiones – la vaca no da para tanto – que el Estado garantice un mínimo y la mejora sea por nuestra cuenta al estilo alemán, que tengamos una educación no politizada, de libre pensamiento y más práctica….y así podía seguir 24 horas escribiendo sobre cambios por hacer.

No olvidemos que todos los cambios llegarán pero no dejemos de pensar por nosotros mismos, sin olvidar que nuestro vecino de nuestro edificio, del que toma el café en el bar a nuestro lado o de quien tengo al lado en la acampada que estos días lucha por todo esto no piensa al cien por cien como yo, y todo esto tiene un sacrificio, dejar de pensar en todos mis deseos y pensar en todos los deseos de los demás, pensar en colectivo y no en individual. Esperemos que esto valga la pena, quiero poder contarle a mi hijo de dos años y medio cuando sea grande, que un día la sociedad se canso de chupar de la teta y de no saber que hacer para decir aquí estoy yo y quiero que mis gobernantes hagan esto por mi país.

Como leí hace poco, hay dos tipos de personas los que esperan que el Sol les despierte y aquellas que hacen despertar el Sol.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s