La dificultad de contratar empleados en España por culpa de las AA.PP.

      Igual el título no invita a su lectura y menos con el calor de estos días, pero ¿Cuantos artículos en prensa y post en medios digitales se habrán redactado sobre la burocracia y la necesidad de emprender de forma ágil sin mayores problemas que una solicitud? Supongo que más que cientos, miles y todos aportando algo útil, esperemos.

       La práctica en la realidad es que muchos casos se asemejan a lo que paso a relatar a continuación:

       Supongo que a un emprendedor le anima un montón poder acudir tras tener su brillante idea de negocio, con su plan desarrollado, revisado por el banco para una financiación costosa y con una buena cartera de contactos donde poder prestar servicios y poder comenzar a facturar. Ah amigo, aquí ya llega el primer inconveniente. Si el emprendedor y/o emprendedores han hecho unos mínimos deberes y están debidamente asesorados tendrá en breve una cita con el notario para poder firmar, si se da esa figura legal, una constitución de una sociedad mercantil, supongamos sociedad limitada donde dos o más socios ya tienen todo claro y a punto: el local, el marketing, el DAFO (ah mi querido DAFO), el plan de ventas, etc. y llega el día que van a firmar,que bien!!, ya tienen la constitución firmada y esperan que en breve, dos días se retiren esos documentos y poder empezar a trabajar, si todo va bien al menos poder tener el alta censal tramitada en la Agencia Tributaria, pero claro todo iba bien hasta que cuando el emprendedor además se convierte al minuto siguiente en empresario precisa de los servicios de un empleado/a para hacer labores de secretariado/asistente y soporte en general.

Todo llega a un paso burocrático que no siendo nuevo sorprende, que es que su asesor para poder gestionar como autorizado ante la propia Administración Pública a través de la Tesorería General de la Seguridad Social, la propia administración exige a ese asesor activar la gestión con la firma digital expedida por la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, que casualmente solo se consigue cuando la sociedad mercantil está inscrita sin subsanaciones y anomalías en el Registro mercantil de turno, y para ese plazo suelen tardar unos 30 ó 40 días, para luego solicitar un certificado del propio registro y tras solicitar una cita previa en la Agencia Tributaria poder tener descargado dicho certificado digital en su ordenador y poder autorizar a su asesor para que pueda registrar telemáticamente la inscripción de la empresa y de trabajadores ante la propia administración.

Algunos verán la solución en que la propia empresa se autogestione el trámite laboral y de seguridad social pero su complejidad hará que el empresario delegue en un profesional cualificado.

Resumen

Coyuntura actual de las AA.PP.: el propio Estado fomenta la administración electrónica. Creo que todos estamos a favor.

Plazo para obtener el dicho certificado digital: con un poco de suerte unos 45 días desde la firma ante el Notario.

Solución: Emprendedor, planifícate con tiempo para poder tener todo correcto y en plazo y evitar estos retrasos. El tiempo que has dedicado ya a trámites burocráticos es tiempo dedicado a tus ventas y a tu modelo de negocio.

Deseo: Obtener en una sola gestión todos los trámites, aunque fuesen provisionales permitiesen poder ser empresa con plena capacidad desde el minuto uno. Las empresas quieren trabajar y generar ventas, si el Estado lo pone fácil antes ingresará también el Estado.

Comentario final: la propia Administración Pública apoya la gestión telemática pero por otro lado deben intervenir 4 entidades y/o organismos (Notaría, Registro Mercantil, Agencia Tributaria y Tesorería General de la Seguridad Social) para poder reducir el desempleo en España, bien con el propio administrador-socio como trabajador autónomo y con suerte con empleados a su cargo.

Recomendación: mucha mucha paciencia y un buen asesoramiento.

Reflexión: ¿Queremos animar al emprendedor para que contrate y se reduzca el desempleo en España? Luego criticamos porque se fundan y registran las empresas en otros países y no aquí, hagamos un ejercicio de madurez y pensemos en ello. El emprendedor tiene todo el derecho y libertad a crear su empresa donde quiera pues el Estado en España no pone todos los medios para hacer de la agilidad su mejor carta de presentación.

En cualquier caso no desanimarse, la diferencia entre el empresario y el buen empresario pasa por la planificación y organización de recursos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s