Más de lo mismo o como esto se parece a la caída del Imperio Romano

Si repasamos un poco los hechos que llevaron a Roma a su destrucción no hay uno concreto que provocara su caída y el final que casi todos recordamos. Fueron una serie de acontecimientos que provocaron tras unos siglos de guerras, desgaste, cambios y agonías un final anunciado. Ahora me viene a la mente con estos parches económicos que vemos día tras día por pretender evitar algo que será tarde o temprano una realidad, la caída del sistema económico como lo conocemos actualmente. Se habla de que hay que realizar ajustes, equilibrios presupuestarios, compensaciones, renegociar deudas, etc, todo son fórmulas para alargar la agonía. Siento ser pesimista pero veo que cada día los políticos van en una dirección y la sociedad por otra senda muy distinta.

Recomiendo que empecemos a estudiar nuestras soluciones, nuestra forma de salir adelante sin contar con los “senadores de Roma”, ellos nos han vendido por dinero.

Como decía la leyenda SPQR, el senado y el pueblo romano. El senado se muere y pretenden que el pueblo también, pero somos muchos y somos más fuertes.

No dejes que la caída del Imperio Romano te arrastre.

#contrareformasocial Mi manifiesto, ¿y el tuyo?

Después de ver acciones como el 15M, de interactuar, de leer, de sentirte estafado y de oír comentarios desde Internet de “sin movernos no haremos nada”, creo que desde la acción civil de ciudadanos anónimos y a través del asociacionismo puro y duro, sin intereses y sin sectarismos, mucha gente de mi generación que creció con el nacimiento de la democracia puede aportar y recuperar sentido común y valores que den forma a una democracia activa, viva y participativa donde nos sintamos parte de ella. Creo y hablo por mi que somos de una generación que hemos podido prepararnos y formarnos bastante bien y que hemos tenido mucha suerte, pero el acomodarse tanto ha sido tan malo como pensar que el Estado va a arreglar nuestros problemas. Me parece que la solución la tenemos nosotros mismos.

¿No podríamos organizarnos como un grupo de acción civil formado por profesionales cualificados en nuestros sectores reinvindicando de forma pacífica, reflexionada y altruista ideas y valores para que esto no se acabe de hundir, y conseguir que algo cambie a mejor? Se ha dicho que solo los jóvenes del 15M han ocupado la plaza deshaciéndose como un azucarillo de cara a la prensa – su semilla sigue viva pero reinventada y adaptada -, pero que otros no se han movido dándole la razón desde sus hogares. Creo que hay acciones más efectistas y efectivas que ir a tomar una plaza, un banco, una bolsa de valores o cortar una vía pública. Nuestra palabra puede llevar a la acción y la acción a que nos escuchen, pero no desde fuera del sistema, sino desde dentro. Tenemos tantas herramientas gratis delante de nosotros y solo opinamos al ver pasar las noticias por delante de nuestros ojos desde nuestros hogares. Internet es una herramienta poderosa bien usada.

¿Que podríamos cambiar? (Seguro que tú lista es más larga pero de momento no doy para más)

Reforma ley electoral

No puede ser que las elecciones sean prácticamente bipartidistas y que cuando no hay mayorías, las minorías condicionen un gobierno de cualquier color. Quien más votos saca gana, si hace falta segunda vuelta pues segunda vuelta. Modificar la ley d´Hont ya mismo. Si queremos pluridad de partidos políticos debemos empezar por ahí.

Ver como la gente vota a unos como venganza a otros demuestra el nivel que tenemos, somos tan radicales que nuestro sectarismo y odio nos nubla la vista. Pensar que la otra mayoría lo va a hacer mejor es como pensar que mañana el sol saldrá por el este. Que ilusos somos si creemos que quien vive del sistema va a cambiarlo.

Personalmente estas últimas elecciones voté por una opción política nueva, para por lo menos ser coherente y no venderme a caramelos caducados que nos querían endosar.

Reforma ley de partidos. Reforma de sindicatos y organizaciones empresariales

Su financiación más clara y que sean elecciones de candidatos democráticas, nunca de elección por un dedo señalando a “su sucesor”. Seamos modernos y serios por favor que ya estamos cansados de este banda de amiguetes que se lo reparten como si fueran señores feudales.

Los sindicatos y organizaciones empresariales reciben subvenciones públicas, entonces creo que no hace falta decir nada más. O se reinventan y se venden mejor o nadie cree ya en ellos.

Reforma sobre el sector público

No sobran funcionarios, falta buena gestión. No están motivados ni formados. Reajuste integral con formación permanente y de calidad. No olvidemos que ser funcionario es ser servidor público a los intereses del Estado y del ciudadano.

Control y supervisión de la inversión pública, del control de subvenciones y de una lucha efectiva contra los casos de corrupción.

Reforma constitucional

Como han corrido PP y PSOE para fijar por carta magna un techo al déficit, como se han tapado sus miserias pronto y rápido para cubrirse las espaldas y justificar cualquier acción y todo esto sin referendum, “todo en beneficio del pueblo pero sin contar él”….a que me suena esto?

Ya que estamos fijemos por la Carta Magna unos mínimos en educación y en sanidad, hay cosas sagradas que deben respetarse y va en ello el futuro de nuestros hijos. Seguro que en eso no se pondrán de acuerdo tan rápido.

Reflexión financiera, económica y social

Algunas cosas han cambiado pero para peor, imagino que como muchos pensamos que la dación en pago para ejecución de hipotecas sería un buen comienzo, el resto vendrá solo: comisiones abusivas, ayuda al emprendedor, etc.

¿Por qué no pagan más los que más tienen?

¿Por que en España los costes laborales son tan elevados frenando la contratación laboral?

¿Tanto miedo hay a cambiar ciertas leyes en materia de seguridad social?

¿Por qué los residentes en nuestro país cobran sus pensiones y prestaciones fuera del territorio español?

¿Que hace falta para que los Ayuntamientos dejen de hacer lo que quieran con sus presupuestos? Auditorías externas les pondrían firmes.

¿Hasta cuando van a tener privilegios los diputados/senadores estatales y autonómicos? ¿Con uso indebido de dietas, billetes, uso de infraestructuras, etc.?

¿Por qué se da tan poca importancia a la formación empresarial? Cualquiera con dinero puede abrir un negocio, es bueno emprender pero hay que saber emprender y tener esa formación básica.

¿No se dá cuenta la gente que sin formación en su trabajo no logra mejorar ni justificar su carrera profesional?

Esta demostrado que somos un país poco formado y así tenemos las listas de desempleados que tenemos? Aquello del saber no ocupa lugar creo que ya ha pasado a la historia o no….

Reflexión final:

Si queremos ser realmente competitivos cambiemos nosotros para poder cambiar nuestro pueblo o ciudad, nuestra provincia, comunidad autónoma.

Podemos ayudarnos de muchas formas sin gastar dinero.

Podemos ayudar a otros sin gastar dinero, solo dedicando un poco de nuestro tiempo. Regalar tiempo a cambio de tiempo.

Podemos crecer, podemos aportar ideas nuevas sin miedo al fracaso.

Podemos compartir ideas o proyectos sin sentir recelos de que nos copien y nos roben nuestras ideas de negocio.

Podemos entre todos cambiar todo lo que no nos gusta.

¿No es posible por una vez que nos pongamos de acuerdo y nos salvemos todos el culo, dejando de lado historias y vendetas personales de ideologías, de colores, del pasado que no tiene solución y miremos el presente y el futuro sin manipulaciones y sin olvidar los errores cometidos?

Contrareforma social por favor….la cuenta atrás ya ha empezado y llegamos tarde.

#reformalaboral Análisis II Las modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo

Realmente los cambios sufridos con la nueva regulación se pueden en uno que pueden llegar a ser dos: el instrumento aleatorio que disponía la empresa para modificar a su antojo cualquier modificación sustancial – llámese horario, turnos, sistema de retribución, etc – ahora queda bien determinado y atado a las causas económicas, Vamos para entendernos que por sí mismos antes eran una herramienta para declarar la guerra entre empresa y trabajador y acabar en el juzgado con un final digamos muy oscuro. Ahora ese instrumento de modificación de condiciones de trabajo se concreta y extiende a que la empresa te puede bajar el sueldo si la situación de la empresa así lo requiere, ¿alegando qué? pues razones de competitividad, productividad u organización técnica o del trabajo en la empresa, resumiendo vale todo, pues todo eso es una empresa. Si nos vamos a lo colectivo, tras el periodo de consultas, tanto con acuerdo y sin acuerdo, voy, lo comunico, lo aplico y tiene efectos en 7 días, luego ya sabes donde tienes que ir a recurrir.

Pero lo más importante además de poder rebajar el sueldo es el preaviso en las modificaciones individuales, pasando de 30 días a 15 días con la nueva reforma laboral.

Resumiendo para dejarlo bastante clarito a los que no lo quieran entender: si soy una empresa con dificultades y tengo salarios algo inflados o fuera de mercado, voy los bajo un 15% pactado de forma indeterminada o por un periodo temporal, previamente tasado, y si no te gusta ya sabes, a reclamar y a perder el tiempo en los juzgados, solo pudiendo cobrar si no te gusta esa oferta liquidar tu contrato con 20 días por año con un máximo de 9 mensualidades.

La prensa ha aburrido con el mensaje de abaratar el despido pero esta medida para mi es mucho más importante, entiendo que lo que pretende el Gobierno es promover esta medida antes de llegar al despido, pero visto el pobre ejemplo dado por las patronales y sindicatos a nivel nacional para negociar esta reforma sin éxito, queda mucho terreno que una empresa sepa comunicar este mensaje a sus empleados y hacer ver la finalidad de la medida.

Creo que el problema vendrá en la falta de negociación y en la saturación procesal cuando los acuerdos no se trabajen todo lo bien que se debieran realizar.

Pronto vendrá el post más aburrido de todos – dado que la prensa se ha encargado de descuartizarlo debidamente – el despido.

#reformalaboral Análisis I – Los nuevos contratos para emprendedores

Tanto hablar de emprendedores pero al final todo muy descafeinado, y diréis por qué?

Pues por algunas sencillas razones:

1.- Obligan al emprendedor a contratar a trabajadores bonificados a jornada completa.

¿Por qué? Muy fácil, de ese modo es un parado completo que se quita el Estado de su estadística, si diesen la opción de contratar a jornada parcial el trabajador tendría el derecho a solicitar compaginar el cobro de su salario con la parte proporcional del desempleo y técnicamente seguiría como un parado más, perjudicando los números que pretende llevar el gobierno a Europa.

2.- Las bonificaciones son durante tres años, es decir, pongo un parche y después de ese tiempo volverá la pelota al Estado pues se necesitan reformas de otro calado. Parecería atrayente que el periodo de prueba sea de un año, sin penalización para el empresario pero no puede despedirlo durante los tres primeros años que es cuando dura la bonificación de seguridad social.

3.- La deducción fiscal para el primer contrato de un menor de 30 años puede parecer interesante, ya no tanto las bonificaciones sobre las cotizaciones, dado que copiando la penúltima reforma socialista, se bonifica por el mismo importe un contrato que cotiza por 1500 € como un contrato que cotiza por 800 €, es decir el famoso café para todos.

4.- Se bonifican solo dos sectores o tramos de edad laboral, los de 16 a 30 años y los mayores de 45 años. Los más jovenes tiene sentido pues la tasa de paro de ese tramo es la más elevada de Europa, pero al bonificar solo los contratos indefinidos a jornada completa estás obligando al trabajador de ese tramo de edad a renunciar a una posibilidad de estudiar unos estudios reglados y poder dedicarle el debido tiempo. Con respecto a las bonificaciones a los contratos de trabajo de los mayores de 45 años podría parecer golosa, pero un día antes de la entrada en vigor del Real Decreto Ley era más ventajoso contratar a un trabajador de ese perfil que ahora, el motivo es que antes la bonificación era similar pero por tiempo indefinido, ahora es solo por tres años. Huele esto de los tres años a un parche de muy mal gusto. Y después que? volver a lo mismo sin mucho margen de mejora.

Consideración puntual y destacada debe hacerse al requisito de estar inscrito como demandante de empleo, pero ojo, de larga duración, bien en un tiempo concreto de un intervalo(12 meses dentro de 18 como es para los mayores de 45 años), el objetivo está claro, pretenden poner en circulación y a trabajar a aquellos que antes se van a quedar sin la prestación por desempleo – el llamado paro de a pie de calle – y así evitar que se pueda entrar en una fractura social, de este modo el paro solo lo cobrarían los útlimos despedidos o que hayan finalizado su contrato de trabajo recientemente. La verdad está bien pensado, se prima lo económico de las arcas públicas antes de poder seleccionar a aquel parado que más valga para un puesto de trabajo en función de su CV.

Preguntas con respuesta abierta:

¿Por qué tanto hablar de ayudar al emprendedor y solo se habla en un pequeño artículo de la nueva contratación de emprendedores?

¿No sería más lógico permitir esos contratos de nuevos emprendedores a la contratación a tiempo parcial también?, cuando un emprendedor inicia una actividad laboral a lo mejor no necesita un empleado a jornada completa o simplemente no se lo puede permitir.

¿Por qué siempre se bonifican los contratos de trabajo para atraer la contratación? El peor sistema es aquel que subvenciona, sería más lógico reducir el coste directo por un periodo transitorio entre 4 y 5 años tanto para contratación temporal y fija bien a jornada completa y/o parcial. Se ha demostrado que los costes laborales en España son de los más elevados.

¿Que sucederá cuando salgan a la luz las estadísticas de empleo de estos nuevos modelos de contratación? ¿Tendrán incidencia efectiva?

En un próximo post comentaremos las modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo y vamos a alucinar un poco más todavía.

Los nuevos derechos laborales – 2ª parte – o como cambiar el chip

Lamentablemente he iniciado la segunda parte de este post sobre los derechos laborales después de la aprobación y publicación del Real Decreto Ley que deja esos derechos reducidos a la mínima expresión – por lo leído en prensa de forma inmediata – ya llevo una semana de reciclaje profesional- ya me pondré con resumenes, elaborar cuadros e intentar buscar los puntos débiles de la dichosa reforma laboral. Pero al final como yo me esperaba a medida que pasaban los días y a la vista de las pocas luces en la negociación previa de sindicatos y patronal se intuía un decretazo – legal porque así viene regulado – del Gobierno poniendo todo de la mejor forma posible, dándole el gusto a unos y quitando a otros. Pero de reforma poco, se ha adaptado una parte a la realidad europea y se ha dado más poder a la empresa que al propio sector donde se encuentre integrada. Pero esta segunda parte de los derechos laborales no van a ir contra la reforma laboral – ya habrá tiempo para hablar de ella – sino para tratar el nivelazo de la clase dirigente de los sindicatos y de la patronal. Al final es fiel reflejo del mismo nivel que despliegan nuestros políticos. El motivo? está claro, mucho tiempo en las esferas de poder, viendo la realidad desde un prisma diferente. Las relaciones laborales como las conocemos están muertas, dado que si la figura de empresario va ligada a rico y explotador y la de trabajador va ligada a reinvidicador e inconformista nos encontraremos con unos clichés difíciles de cambiar de la noche a la mañana. La cultura laboral de este país aun arrastra resquicios de la época franquista en determinados niveles y métodos de liderazgo empresarial, flaco favor le hace al tejido empresarial, pero afortunadamente hay muchas empresas que van cambiando y adaptándose a los tiempos que corren.

Ese cambio no solo debe nacer desde los dirigentes, también debe nacer desde la persona individual, trabajador, y desde la organización empresarial, del empresario individual, autónomo, pyme, etc. Ni podemos pensar que España es el país por excelencia donde se protege en exceso al trabajador jurídicamente hablando ni se debe pensar que el empresario es el único responsable de que su empresa vaya mal.

Que se recorten los derechos laborales o se modifiquen no será la clave para una reforma efectiva ni real. Que se bonifiquen ciertos contratos es solo un flaco favor a las arcas públicas, como dijo en su blog @malabache ( Miguel Ángel Payeras), el nuevo autónomo será aquel que deje de cobrar el paro y pase a ser generador de ingresos para el Estado. Que cambien las reglas del juego y el trabajador esté más oprimido y más presionado – el que de momento tiene trabajo – tampoco va a cambiar el marco de las relaciones laborales, solo será un parche para que algunos aprieten las tuercas y otros estén más atentos a su silla y a ser más resultadistas y efectivos en sus objetivos.

Hay muchos factores que deberían tenerse en cuenta pero de todos ellos creo que hay dos que destacan sobre manera, uno es sin formación no soy nada y otro un trabajo no es para toda la vida. De la falta de formación el problema es más grave pues la educación, mejor dicho el sistema educativo tiene bastante de culpa, ligado a la cultura del dinero fácil o llamada cultura del pelotazo. Somos esclavos del dinero y del consumo y lo de hacer dinero rápido es tan antiguo como el comer y el beber, y en un país latino por excelencia, la picaresca está a la orden del día. Se deben crear las herramientas para que los trabajadores salvan bien formados desde una formación continua útil, una formación profesional o una universidad, pero siempre pensando que ese esfuerzo será tenido en cuenta, cosa que tampoco pasa pues el nivel empresarial es bastante bajo, salvo excepciones. La palabra empresario suele tomarse como más despectiva que positiva, no se habla de emprendedores generalmente , se habla de empresarios. Pero se llamen como se llamen deben demostrar con su capacidad, imaginación e inventiva que somos capaces de sacar este país adelante, todos juntos sin limitaciones, pudiendo tener las mejores herramientas formativas y generadores de capital humano, de valores que a veces corresponde reciclar, pero pensando que todo lo que se aprende va con la persona y que la organización solo lo disfruta mientras el trabajador permanece en la empresa. Muchas empresas dan formación y según su complejidad y coste ya están pensando que el trabajador no se vaya dentro de un periodo determinado para poder exprimir y optimizar ese recurso facilitado por su empresa. Se debe gestionar una empresa y el trabajador prestar su trabajo desde el igual a igual, con jerarquías modernas y con visión global y de futuro. Las formas de llevar las empresas de hace 15, 25 ó 30 años han pasado a mejor vida…eso espero.

Solo desde la clarividencia para saber estar en las relaciones laborales dentro de un contexto cambiante tan rápido como el actual hará que el futuro de esa organización sea más claro que oscuro.

Así pues, la palabra clave es reciclate o te reciclan….aquellos que no saben mirar por tus intereses.

Esperando al #20-N, #15M, #revolución o #involución

manifestación

Tras empezar a escuchar y leer ya días de previas “chinitas” políticas entre los dos partidos mayoritarios en España – simil futbolístico a una liga de fútbol de dos(Barça y R. Madrid) , salvando las distancias, nos encontramos ya en el momento en que los representantes de los partidos hacen comparecencias, ruedas de prensa, entrevistas y se calientan motores para un otoño muy caliente. La economía centra la tensión – por encima del terrorismo y la crispación política -, que si la crisis es culpa de unos, que si la herencia viene de lejos, que si prometo tantos puestos de trabajo, y más propuestas que siguen y seguirán cayendo con la duda del contrario si el que propone lo podrá llevar a cabo.  Desde el jueves ocho de septiembre ya se puede tener acceso publico a la declaración de bienes de diputados y senadores, no creo que cambie eso mi concepto sobre la clase política, solo genera un punto de transparencia, necesario en cualquier democracia con un mínimo de sentido común y madurez.

Pero sigo creyendo que gane quien gane el famoso #15M seguirá siendo una hermosa utopía que si no es recogida por algunos grupos minoritarios, no cuajará y lo peor de todo esto es que alguno de los partidos llamados mayoritarios, se está apropiando por puro caza del voto de ideas promovidas por el movimiento del #15M, desde aqui ánimo a este movimiento que todas estas ideas de gestión y/o políticas las registre a través de una asociación de afectados o como se pueda jurídicamente plasmar para evitar que les roben la propiedad intelectual de dichas ideas.

Creo que el día 21 de Noviembre, todos nos levantaremos pensando que se habría podido hacer más. Creo que queda mucho camino, si no se consigue desde un nuevo partido político o una asociación de asociaciones del 15M que aglutine todas las ideas y se vayan promoviendo por recogida de firmas, para bien modificar legalmente o bien suprimir determinados aspectos que afecten a las propuestas que se vinieron haciendo desde el llamado consenso de mínimos.

Lo siento por los muchos que creimos que esto iba a cambiar, me gustaría creerlo pero no será el día 21 de Noviembre del 2011. Otro día será……

#spanishrevolution y #reflexión y algo más

Me pregunto si a estas horas, cuando ya finaliza la jornada de reflexión y algunos están más pendientes de si su equipo de fútbol baja o no, ya habremos reflexionado sobre todo lo que está pasando por delante de nuestros ojos, me gustaría pensar que sí, me gustaría creerlo, me gustaría ver que dentro de un año cuando las elecciones sean por la elección de un nuevo gobierno, veamos la figura de uno o nuevos partidos – inevitable – si queremos que todas estas acampadas, actos, protestas, manifestaciones tengan un efecto deseado. No pensemos en cambiar este sistema capitalista en asambleario o cooperativista desde fuera, no pretendamos que desaparezcan todos los partidos políticos actuales. Tampoco creamos que la mayoría de la gente esté a favor de esta revolución. Hay mucha gente que no quiere perder sus privilegios o que simplemente cree que ellos ya hicieron su revolución, ahora el esfuerzo depende de otros, de aquellos que un día nacimos con la fecha de caducidad de una dictadura, que nos dieron casi preparada y masticada la democracia cuando empezabamos a estudiarlas en nuestros libros de texto de la escuela y que veíamos como España entraba en la Unión Europea, luego veíamos que ya nos sentíamos bien europeos con las olimpiadas y la expo del 92, y que pensabamos que tras los despilfarros y abusos de los amiguisimos del PSOE y posterior entrada del PP se iba a arreglar todo, luego vino el euro – eso merece un post especial – pensabamos ahora esto irá genial y luego cuando todo era maravilloso y tras ver un 11-S  y un 11-M, la debacle llego en forma de plaga bíblica,  una quiebra casi del sistema, los bancos lloran a los gobiernos, la gente desconcertada y el Estado endeudado, las familias más, oh desastre. La confianza de los bancos se derrumba, lo que antes valía mil no vale tanto, creíamos que todo era perfecto que seríamos siempre clase media acomodada con ganas de ser algo que no podíamos alcanzar amparados en un consumo sobrevalorado – que bien nos sentíamos con eso – , el dinero casi todo lo puede, casi todo. Pero claro no contábamos con el riesgo que suponía tener un euro fuerte y prestar dinero a nuestro amigo de EEUU para que hiciera locuras con él, que negocio montado, luego lo que presto volverá con ganancias, fatal error, eso no fue así, porque al otro lado del charco la cosa aun era peor – pero mucho peor. El sistema capitalista en sí no es malo, quien con su esfuerzo consiga más se lo merece, pero luego que aporte a la sociedad en forma de impuesto. No creo que a estas alturas 47 millones de españoles queramos vivir en forma de comuna, trabajar como cooperativa y usar el trueque en lugar de moneda de curso legal.

Muchos cambios deberán pasar para que esta reflexión tenga un final que muchos pretendemos. Que queremos cambiar la ley electoral, pues lo hacemos, que queremos que los políticos no cobren pensión vitalicia por pocos años de trabajo, pues lo hacemos, que los bancos paguen por su avaricia, pues nacionalizamos la banca como en Islandia, pero también habrá que tener en cuenta muchas otras cosas para que esto funcione: no pretender que el Estado me subvencione todo, que se persiga tanto al trabajador y al empresario en la economía sumergida, que se fiscalice mejor la prestación y el subsidio que se da al parado – sin formación de 8 horas diarias no cobras -, que desaparezca tanto subvención fraudulenta, que consigamos que los mayores defraudadores del sistema – los ayuntamientos – sean auditados a fin de no estar pidiendo dinero a las CC.AA. ni a la Administración central, que consigamos cambiar nuestros sistemas de pensiones – la vaca no da para tanto – que el Estado garantice un mínimo y la mejora sea por nuestra cuenta al estilo alemán, que tengamos una educación no politizada, de libre pensamiento y más práctica….y así podía seguir 24 horas escribiendo sobre cambios por hacer.

No olvidemos que todos los cambios llegarán pero no dejemos de pensar por nosotros mismos, sin olvidar que nuestro vecino de nuestro edificio, del que toma el café en el bar a nuestro lado o de quien tengo al lado en la acampada que estos días lucha por todo esto no piensa al cien por cien como yo, y todo esto tiene un sacrificio, dejar de pensar en todos mis deseos y pensar en todos los deseos de los demás, pensar en colectivo y no en individual. Esperemos que esto valga la pena, quiero poder contarle a mi hijo de dos años y medio cuando sea grande, que un día la sociedad se canso de chupar de la teta y de no saber que hacer para decir aquí estoy yo y quiero que mis gobernantes hagan esto por mi país.

Como leí hace poco, hay dos tipos de personas los que esperan que el Sol les despierte y aquellas que hacen despertar el Sol.

Algo está cambiando

Por fin me decido a escribir mis primeras líneas, arrastrado y anímado por la situación actual de cambios en la sociedad y especialmente en la juventud. Todo empezó como anécdota por las ganas de ver que pasaba, pero 10 han arrastrado a cientos y estos a miles y no lo para nadie, la duda es saber que pasará el día 22 de mayo y además que es la clave que pasará el día 23 de mayo. La llamada #spanishrevolution es una realidad, muchos medios los han atacado, otros timidamente hablaban de ellos como algo pasajero prestando más atención en incidentes posteriores que en el sentido y el fondo de su reclamación. Están cansados – estamos cansados – de que nos prometan trescientas cosas, justifiquen doscientos cambios, nieguen treinta y digan que el resto no se puede hacer por falta de presupuesto. Como ya escuché hace unas semanas toda una generación de jovenes está cansada de promesas, de dinero que no llega, de trabajo que no llega, de oportunidades perdidas. Y con ellos padres cansados de ver a sus hijos sin futuro sin trabajo sin ganas de nada, además la propia cultura, la propia sociedad les ha llevado a esto, todos somos un poco borregos, nos llevamos por lo que está de moda. En mi generación no estaba mal visto trabajar y estudiar una carrera universitaria a la vez, luego solo se estudiaba, luego ya solo se trabajaba para ganar dinero rápido, luego ese dinero se fue, luego ese trabajo no llegaba y todos se quedaron esperando a que “papá Estado” les diera una solución.

Parece que la gente se ha dado cuenta que la solución está en nosotros mismos, de si queremos podemos cambiar las cosas, no importa querer ser un anarquista, simplemente estar dispuesto y tener las ganar a aportar ideas de una forma u otra, a generar valor, a apoyar al que tenemos sufriendo al lado, en definitiva a compartir todo aquello que puede hacer que entre todos se levante este país de oportunidades, pero donde la burocracia y el propio sistema te fagocita.

Desde aquí ánimo a que si queremos, podemos. Pero por favo dejemos a un lado el conformismo. No digamos que bueno lo dejamos estar así, hay algo más después de esos tres partidos que todos sabemos que han promovido y han dado pie a esta reacción.